Comparte esta noticia:
Fotos cortesía prensa de Ecuador, Ministerio del Interior

Aun mucha gente no sabe lo que realmente ocurrió en Palomino, la noche del 30 de diciembre del 2022. El bullicio de los vehículos que comenzaban a invadir las calles destapadas del pueblo caribeño, en los límites de los departamentos de La Guajira y Magdalena, al extremo norte de Colombia, no permitió que los miles de turistas conocieran que un Bloque de Búsqueda, lograra la captura de Germán Cáceres, el hombre más perseguido en Ecuador, quien laboraba en un discreto bar del pequeño poblado.

El operativo fue rápido. A Cáceres, el Cuerpo Técnico de la Fiscalía de Colombia, le leyó sus derechos, y de inmediato lo embarcaron a un vehículo blindado con destino a Santa Marta, y luego a Bogotá, en donde se cumplieron todos los protocolos para su posterior expulsión a su lugar de origen.

El 3 de enero, Migración Colombia, expulsó a Germán Cáceres, un policía acusado de asesinar a su esposa, la abogada María Belén Bernal, la madrugada del 11 de septiembre del 2022, en el interior de la Escuela Superior de Policía, donde era el instructor de ese centro de formación policial.  Desde ese día se inició la más feroz persecución a través de todo Ecuador, luego se trasladó a Colombia, Panamá, Mexico y los Estados Unidos.

Hoy, el capitán Cáceres, se encuentra cumpliendo una orden de prisión preventiva en la cárcel La Roca, de Guayaquil, tras ser expulsado de Colombia, en donde estuvo refugiado de manera ilegal, días después de cometer el crimen.

La Policía Nacional dio a conocer este viernes 6 de enero de 2023, nuevos detalles sobre cuál fue la ruta de escape que Germán Cáceres tomó para huir de Ecuador a Colombia.

El exteniente salió del país, aparentemente, luego del femicidide su esposa María Belén Bernal.  

El exoficial pasó más de tres meses prófugo de la justicia hasta que fue capturado la noche del 30 de diciembre de 2022, en una playa de Palomino, en La Guajira. A Colombia. habría llegado el 15 de septiembre, luego de salir de Ecuador,, por el Puente Internacional de Rumichaca. El exteniente fue visto en Pereira intentando comprar un seguro obligatorio de accidentes de tránsito en los exteriores del Centro de Diagnóstico Automovilístico, pero no logró su objetivo por no tener placas en la motocicleta.

 -A las 11:42, el sospechoso llegó en taxi a comprar el SOAT en una tienda donde intenta pagar con dólares, pero no le aceptan. Luego trata de cancelar con tarjeta, sin embargo, no le sirvió esa forma de cancelación. Finalmente, pagó con 700 mil pesos en efectivo. Él portaba un teléfono celular. 

-A las 17:21, Cáceres es captado por cámaras de seguridad cuando entra al túnel de Occidente a bordo de su motocicleta. El lugar está ubicado en la vía Medellín – Santa Fe de Antioquia. No tenía ninguna maleta ni acompañante. 

-A las 17:18, el exteniente es captado en el sector de San Jerónimo. Estaba a bordo de su motocicleta y se dirigía a Santa Fe de Antioquia.  

-A las 17:33, Cáceres estuvo en el ingreso a Santa Fe Antioquia. Iba a bordo de su moto con dirección a Cañasgordas.  

-A las 18:11, el exoficial de Policía fue captado por una cámara en el sector de Pinguro. Circulaba en dirección al norte, a bordo de su motocicleta.  

-A las 20:13, es captado en la vía que conduce de Dabeiba a Turbo 

https://www.facebook.com/watch/?v=2976293342666232

– A las 14:21, la Policía reclutó a una fuente humana para obtener “información fundamental para el desarrollo de la investigación”.  

Capturado en Palomino 

Desde la ciudad de Santa marta, a 72 kilómetros de las paradisíacas playas de Palomino, en el departamento de La Guajira, se montó el operativo, cuatro dias antes de finalizar el 2022. Se tenían las coordenadas de su ubicación. Estaba trabajando en un bar a orillas del mar Caribe, en plena playas, que para estos tiempos, están atestadas de turistas, especialmente Europeos.

A las siete de la noche, tres vehículos se movilizaron estratégicamente por el pequeño poblado, un corregimiento del municipio de Dibulla. Todo estaba listo para dar el golpe final. Germán atendía a varias personas, cuando llegaron los agentes encubiertos, y luego aparecieron otros uniformados, para oficializar la caída de uno de los hombres más buscados en el Ecuador.