Comparte esta noticia:
El comerciante antioqueño tenía 53 años de edad.

Tras sufrir por algunos años una delicada enfermedad relacionada con la vesícula el páncreas, murió el señor Octavio Giraldo, reconocido comerciante de queso, que vendía está producto en la esquina de la calle 2° con carrera 7 de Riohacha, en una carretilla.

Octavio Giraldo era natal de Medellín, ciudad donde falleció luego de permanecer durante varios días en una clínica de esta ciudad.

Desde hace algún tiempo, el señor Octavio venía padeciendo quebrantos de salud, por lo cual fue trasladado a la ciudad de Barranquilla donde le practicaron una cirugía y pronto regresó a Riohacha junto a su familia.

El comerciante volvió a sus actividades laborales y meses después recayó con malestares de salud, siendo trasladado a la ciudad de Medellín para una mejor atención médica, pero en esta ciudad falleció en la maná de este martes, de acuerdo a lo conocido por sus amistades en la Guajira.

Con su compañera sentimental de muchos años, una mujer oriunda de Córdoba, Octavio tuvo un hijo, quién actualmente termina sus estudios universitarios, luego de.su separación, unió su vida a una mujer de origen venezolano, en cuyo hogar nació una niña.

La enfermedad, hizo que el comerciante se alejara de su carretilla que era bastante conocida en el centro de Riohacha, donde gozaba del aprecio y respeto se sus compradores y la ciudadanía en general, estableciendo su negocio en la carrera 5° entre calles 8 y 9 de esta ciudad,sector donde residía y hasta donde llegaba a comprarle su distinguida clientela.

Este paisa de 53 años de edad, además de ser un hombre trabajador,se distinguió por su amabilidad, buen trato y sus amor por Riohacha donde vivía.