Comparte esta noticia
Uber Vergara estaba desprevenido, no se le conocían problemas ni amenaza alguna.

El lunes comenzó de una manera violenta en San Juan del Cesar, sur de La Guajira, por el asesinato de Uber Vergara, un reconocido comerciante de vehículos y propietario de un taller en este municipio.

De acuerdo a testigos, la víctima se m sentado de manera desprevenida en su taller, cuando dos sicarios motorizados llegaron al lugar y uno de ellos, desenfundó el arma y le disparó en varias oportunidades en la cabeza.

Vergara murió de manera inmediata, hecho que es lamentado por la sociedad sanjuanera, donde era bastante apreciado y reconocido en su natal San Juan y el resto del Departamento de La Guajira.

Este hecho violento es lamentado por la sociedad sanjuanera, donde el comerciante, además de ser apreciado, le reconocían su labor como técnico en latonería, pintura y mecánica automotriz.

El hombre asesinado además de ser comerciante de vehículos, tenía la buena fama de cambiar la imagen de los automotores que llegaban a su taller, dejándolos bonitos, bien pintados, lo que le daba una buena presentación.

En la parte mecánica tenía reconocimiento por hacer trabajos con responsabilidad, dejando satisfechos a sus clientes. ‘El taller de Uber’, como era conocido en su tierra, tenía buena referencia regional y hasta nacional, a su local llevaban carros de diferentes partes del país, lo mismo que compradores interesados.

En lo personal, Uber Vergara era visto como un hombre serio, responsable y cumplidor de sus compromisos, además de ‘bonachón’, trabajador, amigo verdadero, y amante del buen vallenato.

Desde temprana edad demostró su pasión por la mecánica y con su trabajo, ayudó a sus padres a educar a los hermanos menores.

Uber Vergara era casado, tenía dos hijos mayores de edad, la mayor es una joven estudiante de medicina.

Al hombre asesinado a tiros en San Juan del Cesar no se le conocían problemas ni amenazas de ningún tipo, or lo que sus familiares ya allegados piden la acción de las autoridades en este caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *