Comparte esta noticia

Cuando niño acompañó a su padre, a recorrer La Guajira, la tierra de sus ancestros. Por eso ahora, cuando tiene en mente sacar adelante al Nuevo Poder Popular, no dudó un solo instante en visitar estas calurosas tierras, para reunirse con las familias vulnerables beneficiadas con la restitución de tierra. La gente recuerda a Miguel Samper Strouss, el hijo del expresidente Ernesto y de la Primera Dama, ‘Jaqui’, cuando fue el primer director de la Agencia Nacional de Tierras.

Miguel recuerda la noche en que su padre pronunció un emotivo discurso en la plaza Padilla, en donde se comprometió a pasar su vejez en una casita a orillas del mar Caribe, en Dibulla. Ese mismo día, Ernesto habló de su familia, los Gnecco en la calle Ancha, cuando «desayunaba tortuga con galleta de soda».

Samper en La Guajira

El exdirector de la Agencia Nacional de Tierras, Miguel Samper Strouss, llegó a La Guajira para reunirse con militantes del Nuevo Poder Popular, movimiento que impulsa desde hace unos meses la participación de los movimientos juveniles en los Consejos Locales de Juventud.

“La prioridad del ejercicio público tiene que volver a poner los ojos en la gente y en las regiones que es donde está el poder del pueblo. Estos últimos tres años hemos dejado que las decisiones importantes las tomen otros porque nos hemos quedado callados, resignados viendo cómo las necesidades básicas se vuelven invisibles. Hoy tenemos una oportunidad de oro para que el poder vuelva a la gente y esa oportunidad está en los jóvenes que salen a las calles a reclamar sus derechos, que se organizan para que tengan en cuenta sus prioridades, en las mujeres que asumen su papel como base de la sociedad, en los campesinos como la mano que ha labrado la economía del país. ¡Necesitamos que vuelva el tiempo de la gente!”, explicó el exfuncionario.

Miguel Samper se reunirá también con algunas de las organizaciones beneficiadas durante su gestión como director de la Agencia Nacional de Tierras, gestión que en La Guajira dejó como resultado la entrega de 3 títulos colectivos (428 hectáreas) a comunidades negras de Juan y Medio, Los Moreneros, Cascajalito; 3 invernaderos para la producción de alimentos en resguardos indígenas; recursos para iniciativas comiñunitarias de telares y pesca; la entrega de 350 hectáreas a 59 familias asociadas en la cooperativa Coopmulprocol; y la entrega de 451 títulos de propiedad a igual número de familias en 14 de los 15 municipios del departamento.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *