Comparte esta noticia

Al terminar la tarde de este jueves, con la presencia del Esmad, fue levantada la protesta en la Troncal del Caribe por los habitantes del municipio de Dibulla quienes claman por la buena prestación de los servicios públicos, espcialmente agua y luz.

El bloqueo de esta vía fue por 14 horas aproximadamente con protestas en diferenres puntos entre Palomino y RIohacha, pues no es solo Mingueo, son los haitanres de todos los corregimientos de Dibulla que alzaron su voz exigiendo los servicios de agua y luz, los cuales deben cancelar puntualmente, aún sin recibir una gota del preciado líquido en sus casas, o el padecimiento por las constantes fluctuaciones de la luz.

Aunque lo acuerdos no dejaron mayor satisfacción en la comunidad afectada, pues los ecinos del río Cañas, esperan que Gecelca ceda el espacio en la caseta ubicada en predios de esta empresa para allí instalar los nuevos equipos que ayudarán a bombear el agua hacia la población, de acuerdo al proyecto liderado por la alcaldía de Dibulla a través de la secretaría de Planaeación y Obras.

La situación persentada con el acueducto obedece al desmesurado crecimiento de este corregimiento durante los últimos años, lo cual no permite que el antiguo sistema pueda abastecer del preciado líquido a toda la población.

En cuanto al sericio de energía, el cual tiene quejas en todo el departamento y otras regiones del Caribe continúa la exigencia a Air-e, la nueva empresa encargada de su operación, que de acuerdo a lo manifestado por los usuarios, en el día se presentan por lo menos 20 apagones ocasionando daños en los electrodomésticos y cuantiosas pérdidas económicas en el comercio.

Con relación a estas exigencias, el alcalde de Dibulla, Marlon Amaya Mejía, aseguró que desde su despacho continúa la gestión ante Gecelca, buscando materializar el proyecto que permitirá que Mingueo tenga un nuevo sistema de bombeo para prestar un óptimo servicio con nuevos equipos.

Amaya Mejía se unió al clamor de la ciudadadnía y exige también a Air-e la continuidad en la prestación del servicio, haciendo lo correspondiente para resarcir a la comunidad que se ha visto perjudicada en sus finanzas y en su vida diaria por las fluctuacioneos en la energía eléctrica.

«Yo soy dibullero y también padezco la situación ocasionada por el servicio de energía, y se que no es justo con los habitantes de este sector del departamento, no es justo que la gente que no pueda gozar del servicio 24 horas seguidas, a causa de las fluctuaciones y el bajo voltaje», aseguró el mandatario de Dibulla, Marlon Amaya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *