Comparte esta noticia

Se han aprobado créditos por valor de 11 mil millones para beneficiar a 45 agricultores asociados que ven en el cultivo de limón una esperanza después de 25 años de tener tierras improductivas.

Productores de la Asociación de Limón de Repelón se encuentran preparados para iniciar la siembra de limón tahití en 70 hectáreas.

Un importante trabajo ha venido desarrollando la Gobernación del Atlántico para recuperar agroindustrialmente el sur del departamento y para ello se ha impulsado una serie de acciones que permitan volver a la época en que Repelón, Santa Lucía y Suan eran las despensas agrícolas del departamento.

Las acciones que se promueven para lograr la revolución agroindustrial incluyen además de la rehabilitación de los distritos de riego, el acceso a la financiación para que pequeños y medianos productores tengan los recursos suficientes para tener el paquete tecnológico adecuado que les permita ser productivos. En ese sentido, el Incentivo a la Capitalización Rural del Departamento del Atlántico – ICRA, es un beneficio económico que se les otorga a estos pequeños y medianos productores, que se encuentren asociados, para que realicen nuevas inversiones en el sector agropecuario del departamento. “En mayo la Asociación de Productores de Limón, que agrupa a 17 pequeños agricultores de Repelón, fue la primera asociación en recibir el crédito por valor de 2.061 millones de pesos donde el 30% lo entregó la gobernación a través del incentivo a la capitalización rural. Y a la fecha son ya 11 mil millones los créditos aprobados a 45 agricultores asociados”, señaló la gobernadora Elsa Noguera.

Edwin Pernett, es un campesino y productor repelonero que hace parte de la Asociación de Limón, ASOLIMÓN, asegura que desde hace más de 25 años han estado a la espera de un programa como este que permita tener tierras productivas y que ya no es un sueño sino una realidad. “Hoy tenemos ya los arbolitos y en el transcurso de esta semana iniciamos la siembra, contamos con agua las 24 horas ya que el Distrito se está recuperando y estamos seguros que con lo producido con todo esto podemos garantizar que el servicio se va a mantener porque los proyectos que aquí tenemos van a dar para sostenerlo y debo agradecer públicamente a la gobernación en cabeza de la gobernadora que ha visto un futuro para nosotros y nos ha tenido presentes desde hace mucho tiempo”, puntualizó.

Este proyecto se enmarca en el convenio con el grupo empresarial Oleoflores que está dirigido a la prestación de servicios de extensión agropecuaria mediante el apoyo, acompañamiento y asistencia técnica para el fomento e implementación de agronegocios con cultivos perennes y semiperennes, como estrategia para la reactivación productiva de las zonas de Distritos de Riego y área de influencia.

«A través del convenio se acompaña a los campesinos en estructuración de proyectos; aprobación de sus créditos ante las entidades financieras y asistencia técnica durante tres años para que lo que produzcan se haga en condiciones de calidad y con las productividades que se necesitan para que sea un negocio rentable para el pequeño productor y además no dejarlo solo en el proceso», puntualizó la gobernadora.

Con la implementación de agronegocios con cultivos perennes y semiperennes se busca la intervención de 870 hectáreas distribuidos en 750 hectáreas de Palma de Aceite, 100 hectáreas de limón variedad Tahití, 20 hectáreas de cultivos de plátano variedad Hartón como cultivos de ciclo corto buscando que sirvan como seguridad alimentaria y que generen ingresos en el mediano plazo, impulsando un modelo de agricultura familiar.

El Secretario de Desarrollo Económico, Miguel Vergara, confirmó que en esta primera etapa participan tres asociaciones de limón y tres de palma, “se han asociado más de cien campesinos que le han apostado a este modelo de negocio, convirtiéndose en empresarios del campo y teniendo un área aproximada de cultivo de 1.100 Ha de las cuales 335 corresponde a limón y 765 a palma, y donde ya 515 Ha se están sembrando”.

A la fecha se cuenta con aproximadamente 30 Ha de Palma cultivadas y se continúa con el inicio de la siembra de 70 Ha de limón para cumplir con la meta de este año, que son más de 400 Ha sembradas y una meta al 2023 de 3.500 Ha cultivadas entre palma y limón, lo que representaría para nuestros municipios una economía de más de 50 mil millones de pesos

Para la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera: “Se está materializando ese sueño de convertir a nuestros campesinos en verdaderos empresarios del agro. Con este programa llega la esperanza al campo del sur del departamento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *