Comparte esta noticia

Armando Larios Jiménez, obispo de la Diócesis de Riohacha murió en la mañana de este jueves en la ciudad de Monterrey, México, donde residía desde hace algún tiempo y atendía algunos asuntos que venían afectando su salud.

Monseñor Larios fue obispo de la Diócesis de Riohacha, durante tres años, tiempo en el que se ganó el respeto de los feligreses.

De origen barranquillero, Monseñor estudió su bachillerato en el colegio Biffi la Salle en esta ciudad, luego ingresó al seminario Juan XXIII, donde estudió Filosofía y Teología, y se ordenó como sacerdote en agosto de 1976, cuando tenía 24 años de edad.

Larios Jiménez tuvo un brillante desempeño en su carrera sacerdotal, se destacó como Vicario Parroquial en varias Parroquias de Barranquilla y luego Párroco de Santa María Goretti, Párroco de Santa Rita de Casia en Sabanagrande, Profesor y Director Espiritual en el Seminario Menor de la Arquidiócesis y Profesor Externo en el Seminario Mayor. Fue también responsable de la Pastoral Vocacional.

De 1986 a 1988 estudió en Roma los cursos de la Pontificia Universidad Salesiana donde consiguió la Licenciatura en Teología Espiritual.

De 1988 a 1991 se desempeñó en Barranquilla como responsable de la Pastoral Juvenil, Universitaria y Sacerdotal, y Párroco de San Juan Bautista de la Salle. En 1991 fue encargado de la Sección de Seminarios y Vocaciones en el SPEC y luego Secretario Adjunto hasta el año 1993 en el cual fue nombrado Canciller en la Arquidiócesis de Barranquilla y Párroco del Inmaculado Corazón de María en esta ciudad.

El 31 de Mayo de 1994 fue elegido Obispo de Magangué, de donde partió a Riohacha en 2001, ciudad en la que estuo hasta junio de 2004.

Monseñor Pablo Salas Anteliz, arzobispo de Barranquilla; y Monseñor Francisco Ceballos obispo de la Diócesis de Riohacha, en nombre de la iglesia, exprèsaron sus condolencias a la familia diocesana y a los allegados a Larios Jiménez, de igual manera lo hicieron a través de las redes sociales y medios de comunicación.

En la capital guajira Monseñor Larios Jiménez fue bastante unido a un grupo de amigos como lo son Geny Pastór Zúñiga, Jaime Manjarrez, Jesús Ortiz, entre tros quienes describieron al prelado de la iglesia como una gran persona que prestó un importante servicio a la sociedad, y ruegan al Creador por su alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *