Comparte esta noticia

Mariano Ezequiel Barros Rivadeneira, nacido en Camarones, corregimiento de Riohacha, es el nuevo procurador segundo delegado ante el Consejo de Estado, designación de gran responsabilidad, ya que le corresponden funciones de intervención ante la Sección II, las Salas Especiales y la Sala Plena del Consejo de Estado.

El procurador delegado, quien ya tomó posesión de su designación, deberá intervenir en los procesos de competencia de la Sección II del Consejo de Estado, y en aquellos asuntos que le sean asignados por la Coordinación a cargo de la Procuraduría Primera Delegada antedicha institución. Igualmente, se interviene en las acciones constitucionales asignadas por el reparto efectuado por el Consejo de Estado (por ejemplo, acciones populares).

A Barros le corresponderá intervenir en la segunda instancia de las sentencias que resuelvan las solicitudes de pérdida de investidura de congresistas, cuyo reparto hace la Secretaría General del Consejo de Estado, en la misma fecha en que se asigne consejero ponente; y realizar las audiencias resolviendo las peticiones de conciliación prejudicial en asuntos de conocimiento en única instancia del Consejo de Estado Sección II, entre otras tareas.

Este abogado con especialización en derecho administrativo, constitucional y procesal, que además es magister en derechos humanos y democratización, ha hecho una brillante carrera profesional en el Consejo de estado, donde se ha desempeñado como magistrado auxiliar, sustanciador nominado, profesional especializado.

También ha ocupado otros cargos importantes en la rama judicial, especialmente en el departamento del Casanare donde fue abogado externo de la Gobernación, del hospital y del municipio de Yopal, y otras posiciones donde ha dejado en alto el nombre de su tierra, como el buen «abogado que honra la palabra».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *