Comparte esta noticia

Colombia pudo ganar, pero Brasil, tuvo la oportunidad de golear. Al final, lograron un empate, que para los colombianos se convierte en un punto valioso y para el equipo de ‘Tite’ en el corte de los triunfos consecutivos que venía arrastrando en las eliminatorias de suramericana. David Ospina se convirtió en la figura del partido, en donde nuevamente sobresalió Wilmar Barrio en la mitad de la cancha.

Brasil vio cortada la racha de nueve victorias seguidas en esta eliminatoria de la cual sigue siendo líder absoluto con 29 puntos. Colombia llegó a 15 unidades y se mantiene en el quinto lugar, a uno de Ecuador, su próximo rival el jueves en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

Colombia se encuentra obligado a ganar su próximo partido frente a Ecuador en la ciudad de Barranquilla. Colombia con 15 puntos y los buenos resultados que le dejó la fecha que acaba de terminar, espera que su partido del próximo jueves, le deje los tres puntos para sumar 18.

Brasil fue ampliamente superior en el primer tiempo, en el que no se puso en ventaja porque al frente estuvo Ospina, quien sacó un remate de gol de Neymar arrancando el partido y después Lucas Paquetá y Fred remataron por fuera tras habilitaciones previas de la estrella del París Saint Germain.

En Colombia, Juan Fernando Quintero, Roger Martínez, Falcao García y Luis Díaz estuvieron apagados y así Brasil jugó un partido sin sobresaltos en defensa.

La primera incursión seria de peligro de Colombia sobre el pórtico brasileño la tuvo Matheus Uribe, reemplazo de Jefferson Lerma, quien recibió una habilitación de taco de Falcao y sacó un zapatazo que puso a volar al portero Allison Becker.

Colombia tuvo mayor presencia ofensiva desde el ingreso de Rafael Santos Borré por Falcao. El delantero del Eintacht de Frankfurt realizó un trabajo de presión sobre los defensas brasileños y esto produjo que estos ya no estuvieran tan cómodos y reventaran el balón a cualquier parte.

Fruto de ese trabajo, Quintero, en una de sus últimas apariciones, sacó un zurdazo a ras de piso que rechazó Allison. Después Luis Sinisterra, quien entró por Quintero, desperdició una jugada que pedía más un remate suyo que un pase para Borré, que se apartó para dejarle el camino expedito.

En Brasil decayó Neymar, pero tomó un segundo aire a partir de la entradas de los extremos Raphinha y Antony. El primero pateó al arco una pelota que llevaba sello de gol, pero la tapó Ospina y luego le puso otra a Antony, quien remató y ahí estuvo nuevamente atento Ospina para ahogar el grito de gol de la canarinha.

Colombia volvió a aproximarse con Duván Zapata, quien la peló y sacó un zapatazo que controló Allison y finalmente con Borré, quien pateó a las nubes luego de una habilitación de Zapata.

Para Colombia no fue un punto para dar saltos de alegría ni para hacer una fiesta, pero al menos se le hizo partido al mejor equipo de la eliminatoria, el que venía con nueve de nueve ganados y que tiene más de un pie en el Mundial de Catar-2022.

Colombia sigue sumando a cuentagotas, se mantiene invicta en la eliminatoria en la era de Rueda, pero ahora deberá sí o sí derrotar a un rival directo como Ecuador para hacer valer los puntos cosechados contra Bolivia, Paraguay y Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *