Comparte esta noticia

La clínica Maicao, colapsó para la atención a pacientes Covid-19, que requieran ser internados a las Unidades de Cuidados Intensivos con respiración mecanica. De las 10 camas existentes, todas están ocupadas. El tema es critico en la frontera, si se tiene en cuenta que desde el vecino país están ingresando a diario cientos de personas a quienes no se le aplican controles, debido a que llegan por las trochas clandestinas.

Aldrin Quintana, gerente de la clínica Maicao, advierte que de 18 camas UCI general, 14 están ocupadas, solo estaban disponibles hasta el sábado 27 de marzo, 4 camas.

«Quiero formular un llamado a todas las personas, sobre todo a los habitantes de la frontera, para que tomen conciencia de la situación, cada día esto se pone a critico. Estamos en un momento más duro que las dos anteriores fases» advirtió Aldrin Quintana, quien recomendó al gobierno municipal aumentar las medidas de control en cada sector, para evitar las aglomeraciones, las fiestas en donde no se guardan ninguna medida sanitaria, e incluso se toma en el mismo vaso.


«Que Dios proteja a este departamento y su gente, ahora que se viene la semana mayor, hay que tomar mucha conciencia, el palo, no está pa’hacer cuchara» expreso Aldrin Quintana.

Se ha conocido que el hospital San José no cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos para Covid-19, hay camas que fueron donadas por el Ministerio de Salud y el Cerrejón, pero no se tienen médicos intensivista, lo que equivale a nada, porque estos profesionales son imprescindibles para antender casos de contagios. El servicio de UCI, lo sigue prestando la empresa particular Gio Medical, la cual tiene bajo concesión una zona del hospital para atender pacientes contratados por ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *