EL PULSO CARIBE

10 mil costales llenos de alimentos entrega la alcaldía de Albania, para frenar pandemia de Covid 19

Comparte esta nota en tu red preferida
  •  
  •  
  •  
  •  

Nestor Alfonso Saenz González, llevando ayuda casa por casa

El alcalde de Albania, Nestor Alfonso Saenz González y la Gestora Social, Cecilia Quintero, parecen no dormir. A cualquier hora, aparecen cargados de ayuda humanitaria en los corregimientos, veredas y Resguardo Indígenas, que hacen parte de este joven municipio.

«No quiero que nuestra gente en estos momentos difíciles, se sienta abandonada, por eso, estamos cumpliendo una tarea de llegar con ayuda humanitaria a cada localidad» dice el incansable alcalde.

Alcalde y Gestora Social, tocando puertas

Pero, Saenz no está solo. A su lado, haciendo un excelente equipo, siempre está, con un rostro sonriente y cargando pesados bultos, la Gestora Social, Cecilia Quintero, una mujer trabajadora, luchadora, de esas que ya no salen casi, de las que trabajan de sol a sol y por las noches, sacan las cuentas para estar segura que nadie se quede sin ayuda.

En Albania no se requieren las banderas rojas en las ventanas. Tampoco se trabaja con una lista para saber quienes son los amigos. Para la administración existe un lema: Todos somos albaneses.

En lugares más remotos

10 mil mercados, adquiridos bajo los estándares de calidad, cantidad y buenos precios, se reparten día a día. A Nestor y la Gestora Social, no les fue difícil saber, quien vende mejor y con buenos precios. Ellos, antes de ser políticos, son comerciantes, por eso, la platica invertida les rindió, sin tener que ir tan lejos.

Albania es, quizás, el municipio con los nombres más coloquiales y llamativos. Desde Campamentos, Cuestecitas, Campo Herrera, Caibabocalito, Delicias, El Paraiso, El Rancho, Fijate Bien, Horqueta, Karalouptamahana, La Bendición, La Lomita, Loma Fresca, Los Playones, Los Remedios, Seis Hermanos, Porciosa, Santa Fe, Si Se Puede, Arroz Solo, Siruma, Tabaco, Tigre Pozo, Urapa, Villa Reina, Ware Ware, encontramos una gama de nombres pintorescos, que provienen de las viejas costumbres de la gente, como Arroz Solo, a cuyos habitantes los señalaban de comer solo ese grano, cuando no había como combinarlo.

Todos Somos Albaneses

El periplo del alcalde, junto a la Gestora Social y parte de su equipo de gobierno, para repartir la ayuda ha sido intenso. No han importando las altas temperaturas, lo importante para ellos, es tener la sastifación de llegar a cada hogar, entregar el costal de alimentos y ver el rostro feliz de la gente, que no tiene que sacar banderas, ni recordar por quien votaron.

«Estos alimentos se han comprado con la plata del pueblo, por eso, toda la gente, sin distingo político debe recibirlos. Todos somos iguales en Albania, esta es, y será siempre nuestra misión» Nestor Alfonso Saenz González.


Comparte esta nota en tu red preferida
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *